domingo, 20 de mayo de 2012

Breve reseña de cómo descubrí a Paul Thomas Anderson


Antes de descubrir las películas de P.T.A., antes de deleitarme con su particular visión y narrativa ambientada en diversos ambientes y tiempos de California, Paul Thomas Anderson ya era un nombre que rondaba por mi cabeza repetidas veces. Tenía 13 o 14 años y solía ver muchas películas en cable, así como programas de cine en E! TV o en A&E. La llegada de la revista de cable era un acontecimiento que esperaba ilusionado y ansioso cada fin de mes. Con ella llegaba toda la programación que pacientemente me tomaba el trabajo de revisar para encontrar y señalar las películas que vería en el mes. 

 Es ahí que debo haberme topado con una de las primeras señales de la existencia de P.T.Anderson. En una pequeñísima reseña sobre la película Magnolia. Lo que más llamó mi atención fue el hecho de que durara 3 horas y al ser un drama siempre pensé que sería demasiado aburrido o complicado de ver. En todo caso, paso a ser archivada en mi subconsciente como una película  que me interesaría ver en elgún momento.

Otra señal de P.T.A. (que tal vez llegó antes que las enviadas por la revista de cable alrededor del 2004 o 2005) llegó gracias a E!, cuando aun producía buenos programas de cine como "Extreme Close up", donde recuerdo haber visto un especial de Julianne Moore (que trabajó  con P.T.A. en "Boogie Nights" y "Magnolia") donde mencionaron su colaboración con el director.


A lo largo del  2006  y 2007 estas señales se fueron repitiendo varias veces, con especiales sobre Tom Cruise, Adam Sandler, etc, en programas como Famous de A&E , donde catalogaban a P.T.A.  como un "director visionario de avanzada". 
Esos adjetivos también fueron viajando poco a poco a mi subconsciente y fue así como la imagen previa de lo que era Paul Thomas Anderson se iba construyendo en mi mente, aun sin haber visto ninguna de sus películas.



Y así llegó el 2007. Yo, con 16 años, me sentí seducido por ese intrigante título nuevamente: "Magnolia". A&E la programó un en el mes de marzo y decidí verla. Las imágenes del comercial se veían muy prometedoras y no lo dudé. Había llegado el momento de escalar la montaña que parecía ser ese "drama de largo aliento " protagonizado por Tom Cruise, como rezaba la reseña de la revista de cable.

Lo que pasó después no solo fue magia pura, sino que se convirtió en uno de los recuerdos más preciados de cómo descubrí mi amor por el cine.
El final de "Magnolia" me dejó perplejo. Quedé fascinado , embriagado y enamorado de los personajes, escenarios, situaciones, giros, dramas y cada uno de los cuadros de la película. Recuerdo como si fuera ayer esa primera impresión que tuve del final: fue como haber estado en una montaña rusa y luego de hacer todo el recorrido, en vez de terminar en tierra firme, el carrito me había dejado por los cielos y yo estaba maravillado y ansioso por descubrir más de ella. De sus tomas y de cada plano que había sido filmado para ella. Sus secuencias, cortes, movimientos, travellings, barridos, así como la música y la fotografía dejaron en mi una huella indeleble.

¡Paul Thomas Anderson! Y todo eso era solo el principio.

Volví a ver "Magnolia"  en dvd 3 meses después y la disfruté con la misma excitación y sorpresa al verla en su formato original. Y como "extrañas cosas pasan todo el tiempo", una semana después me encontré viendo "Boogie Nights" en TNT un viernes 1 de junio por la madrugada. Aunque estaba doblada y formateada, reconocí que era una película de P.T.A. , estaban todos los actores de Magnolia y eso fue un gran atractivo que junto con la trama y la historia me hicieron quedarme varias horas viendo el filme.
Ahora entendía porqué "visionario", porqué "de avanzada", y porqué era un director del que tanto se hablaba.

La curiosidad ahora estaba sembrada. Quería conocer todo sobre el cine de P.T.A, y en wikipedia descubrí que tan solo había rodado 4 películas entre el 96 y el 2002 y que la quinta se estrenaría ¡a fines del 2007! Fue increible encontrarme con que había una nueva cinta en camino, aunque ésta no contaría con el acostumbrado elenco de sus primeras 3 obras. 
No solo tenía tiempo para terminar de conocer su obra sino que podría disfrutar su quinta película en pantalla grande. Una quinta que marcaría el regreso y un punto aparte en la carrera de P.T.A: "There will be blood"

Gracias al dvd pude ver "Embriagado de Amor" en octubre y cerrar con su opera prima "Sydney" en noviembre, y nuevamente sonreir y exclamar al final de cada una ¡Paul Thomas Anderson!

Con la llegada del 2008 y la temporada de premios a "There will be blood" le llovieron las nominaciones. 
A Paul, Daniel Day Lewis y a todo el equipo, incluyendo Robert Elswit (director de foto) y Jhonny Greenwood (compositor), quienes maquinaron una cinta magistral   e impecable. Con un sonido que transmitía suciedad y tierra. Con salpicaduras de petróleo en el lente de la cámara, y un protagonista que se robó la película y la convirtió en un clásico instantáneo. 
"There will be blood" se convirtió para su director de 38 años en un punto de quiebre. P.T.A. pasó a ser una leyenda viva. Un Kubrick moderno.

En Lima, TWBB se estrenó el 21 de febrero del 2008. 
Estuvo en cartelera 4 semanas y tuve la oportunidad de verla 2 veces en el cine. Aunque me hubiera gustado verla 4, 5 o seis veces (en el 2013 me sacaré el clavo).



The Master 

Hace tan solo unos días Paul envió las primeras fotos del proyecto a la página Cigarretes and Red Vines. Fue una sorpresa y un deleite para sus fans, quienes pudieron disfrutar de las primeras gotas de esta lluvia que sabemos, pronto caerá y terminará despejando el misterio de lo que será su sexta cinta, de la que todos aun esperamos un trailer.

Esa es la historia, brevemente, de cómo un director se convierte en leyenda  con tan solo 5 películas. Dirigiendo proyectos independientes pero profundamente personales. Situándonos en el corazón de California para contar las historias más universales de familias que podrían ser las nuestras. Y que en cierto modo lo son. Desde el primer momento en que procesamos un fotograma dirigido por Paul Thomas Anderson.

Eso es todo por ahora. "Im finished".








No hay comentarios: